https://www.facebook.com/tr?id=2233604623585947&ev=PageView
&noscript=1
esenfrdeitpt
CARRO VACÍO
DESCUBRE NUESTRA PROMOCIÓN DE TRANSPORTE Y MONTAJE GRATUITO

TÉCNICAS BÁSICAS DE ACABADO

El barnizado de brocha puede ser el acabado perfecto para ciertos trabajos específicos, pero a veces el barniz de muñequilla, el aceitado o el encerado resultan más adecuados.

Barnizado con muñequilla.

El sencillo principio del barniz de muñequilla, o “pulimento francés”, consiste en la obtención de un acabado lustroso mediante la acumulación de capas finas de pulimento transparente o de color. La ventaja de este tipo de acabado es que penetra en la superficie en lugar de depositarse sobre ella como hacen las pinturas, barnices o lacas aplicados a pistola.

El barniz de muñequilla es quizá el más íntimamente relacionado con la caoba, ya que la veta cerrada de esta madera resulta adecuada para este acabado y su atractivo dibujo destaca aún más gracias a la profundidad del barnizado.

Al barnizar con muñequilla, el objetivo es evitar la formación de marcas, por lo que está diseñada para trabajar uniformemente a lo largo de la superficie, lubricada con aceite de linaza, la mezcla de laca y alcohol metílico.

El barniz de muñequilla es especialmente sensible al agua y al alcohol. Por tanto, comprobar que no existe ningún vestigio de humedad sobre la superficie o ésta posiblemente saldrá a la luz posteriormente.

barnizado_muequilla_blog_rustico_colonial

Trabajando con los colores.

La madera puede teñirse con pigmentos o con tintes. La diferencia entre ambos consiste en que los tintes se disuelven en disolvente y penetran en el interior de la veta de la madera, mientras que los pigmentos se utilizan en suspensión y quedan sobre la superficie de la misma. Se utilizan para esconder o disimular un defecto o un nudo, o para retocar una superficie barnizada. Los tintes son las sustancias que causan la coloración de los colorantes y pueden disolverse en alcohol o en otros disolventes como el agua o el aceite.

Los tintes pasan a formar parte de la madera y se utilizan para emparejar maderas diferentes. Su translucidez permite que la veta destaque a través de ellos. La idea consiste en utilizar los colores para hacer resaltar el color inherente de la madera.

Es bastante frecuente que las patas o travesaños de una mesa se hayan serrado de un lote de madera distinto del utilizado para el tablero. El resultado final es una pequeña variación de los colores que puede corregirse mediante el empleo de tintes.

Los pigmentos hay que mezclarlos antes de utilizarlos. A diferencia de los tintes, no son translúcidos, por lo que una mano ejerce poco influencia sobre la siguiente.

Acabados al aceite.

La aplicación de aceites es uno de los tratamientos más antiguos para la conservación y el acabado de la madera. Hoy en día, los acabados al aceite están consiguiendo popularidad, ya que a diferencia de los barnices y los acabados a pistola, no ocultan las calidades al tacto de la madera.

Es cierto que los acabados al aceite no poseen la resistencia de los acabados más modernos, y que es probable que las superficies tratadas con aceite sufran los efectos de las marcas.

Los aceites danés y de teca secan con más rapidez que el de linaza y representan el método más fácil de dar un acabado a la madera.

Si desea colorear la madera, hacerlo antes de aplicar el aceite.

Acabados a la cera.

La aplicación de cera es un medio tradicional de proteger y mejorar el aspecto de la madera. Se han encontrado acabados a la cera en muebles jacobinos; los antiguos egipcios utilizaban cera de abejas y, hasta hoy, la cera ha sido siempre el acabado más popular de la madera de roble. La cera produce un acabado natural. Al igual que las superficies tratadas con aceite, el acabado nunca es completo y el roce del mismo con las manos continúa mejorando su calidad, haciendo resaltar cada vez su pátina con el paso de los años.

acabados_a_la_cera_blog_rustico_colonial

Barnizado con brocha.

Hay diferentes tipos de barnices, con distintas propiedades y aplicaciones. A diferencia de los abrillantadores, los barnices se depositan sobre la superficie de la madera formando un recubrimiento. Algunos poseen buenas cualidades de resistencia al agua, otro son de secado rápido. Se aplican con brocha y se venden para acabado en brillo, mate o satinado. Los barnices mates y satinados contienen un agente mate susceptible de producir una superficie irregular que no refleja la luz tan directamente como los barnices con brillo. Un acabado mate revela la naturaleza de la madera mejor que el brillo, en el que los reflejos tienden a ocultar la veta.

barnizado_con_brocha_blog_rustico_colonial

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Categorías

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto