https://www.facebook.com/tr?id=2233604623585947&ev=PageView
&noscript=1
esenfrdeitpt
CARRO VACÍO
DESCUBRE NUESTRA PROMOCIÓN DE TRANSPORTE Y MONTAJE GRATUITO

SILLAS

Una buena parte de lo ducho para los sofás es válido también para las sillas, aunque con esta diferencia: las sillas no son tan versátiles, aunque sí más movibles. Figuran entre sus tipos:

  • Butacón: Los butacones son graduables y permiten diferentes inclinaciones, balancearse, situarse a mayor o menor altura y tienen o no algún aditamento para descansar la cabeza o los pies. Los hay también especialmente mullidos, enormes en cuanto a dimensiones y a veces con una peqeuña otomana a juego. Los butacones exigen una situación que permita a la persona que los usa estar sentada a tumbada.

  • Butacas: Las butacas son parecidas a los butacones, pero menos voluminosas que éstos y con menos aditamentos mecánicos. Son útiles como asiento confortable, pero no constituyen un elemento competitivo para el grupo congregado en torno al sofá.

  • Butacas de orejas: Constituyen un tipo especial de butaca que ha sabido mantener su popularidad en varias versiones desde su introducción a finales del siglo XVII. Dan soporte y protección a la cabeza y hombros gracias a su elevado respaldo y orejas adyacentes.

  • Sillas de complemento: Estas sillas, como su nombrfe indica, son las que se llevan allí donde hacen falta. Suelen ser de madera, metal o plástico y pueden tener un ligero tapizado, ser más o menos moldeadas o con asientos flexibles. Son sillas fáciles de agarrar y ligeras para poder levantarlas, pero también fuertes para soportar los traslados de un lugar a otro.

  • Sillas de comedor: Desde tiempo se venden por juegos, generalmente coordinadas con la mesa del comedor, y presentan un aire terriblemente desplazado cuando se utilizan fuera de su contexto. Que las sillas encajen con la mesa en cuanto a estilo tiene menos importancia que la altura de las mismas en relación con la altura de la mesa, tanto para poder colocar cómodamente las piernas como para dar soporte a la postura erguida que la mayoría de nosotros adoptamos para comer.

  • Otomanas: Son asientos bajos, con ligero almohadillado y desprovistos de respaldo y brazos. Por lo general se usan como apoyo para descansar las piernas, pues es realmente su aplicación más cómoda.

  • Almohadones para colocar en el suelo: Si los incluimos entre los asientos es porque se utilizan para sentarse, colocados en el suelo, en el caso de reuniones muy numerosas, o como almohadones para tumbarse en el suelo.

Elección de asientos. Más aún que los sofás, las sillas son muebles que deben probarse sentándose en ellas cuando se compran. ¿Cuántas veces ha notado que una silla se clavaba en su espalda, le prestaba apoyo allí donde no hacía falta o no se lo prestaba en absoluto? Hay asientos muy voluminosos con ruedecillas para su desplazamiento. Y lo que es más importante, para los ancianos y minusválidos, las ruedecillas incluso en las sillas del comedor facilitan este doble movimiento consistente en sentarse y entrar la silla debajo de la mesa, así como el doble movimiento contrario.

Aparte de estas recomendaciones específicas, son válidas para los asientos en general las relativas a los sofás.

Las sillas que deben cumplir una función determinada y las de tipo especializado deben escogerse teniendo presente esta condición. La silla usada para la mesa de juego será generalmente más cómoda con el asiento más bajo que la silla de comedor, puesto que las mesas de juego son más bajas que las mesas de comedor. La silla de escritorio deberá encajar en el espacio del escritorio destinado a alojar las piernas. La silla de comedor destinada a un niño dará mejor resultado si es lavable y a prueba de golpes. La silla antigua o delicada deberá figurar en lugar visible, peor no demasiado accesible, para así evitar que caiga bajo el peso de los muy corpulentos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Categorías

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto