ELABORAR UN PLANO

Una estancia debe planificarse siempre de acuerdo a su principal uso, de modo que el mobiliario, el equipamiento y los electrodomésticos se ajusten al espacio disponible y permitan moverse por la estancia, abrir puertas y cajones, y utilizar los objetos y el mobiliario con eficacia. Una vez establecidas estas posiciones, debe organizarse la iluminación y el resto de servicios.

El mejor modo de averiguar cómo quedará cada elemento consiste en medir la estancia y elaborar un plano a escala. Lo mejor es utilizar papel cuadriculado. Tome las medidas exactas y recuerde indicar huecos, salientes o ángulos poco prácticos; es mejor utilizar una cinta métrica de acero que una de tela, ya que éstas se estiran con el uso.

Resulta útil indicar la altura de las paredes, así como un plano del suelo, indicando puertas, ventanas, radiadores y tomas eléctricas, y no se olvide de indicar la dirección en la que se abren las puertas.

Corte plantillas a la escala del plano con la forma de cada mobiliario, desplace estas plantillas por el plano hasta que consiga la mejor disposición.

Un consejo: lleve el plano consigo cuando visite las tiendas.

plano_habitacion

 

WhatsApp chat